Inicio / Tutoriales / Cómo instalar y configurar un DHCP en Linux

Cómo instalar y configurar un DHCP en Linux

Conocer perfectamente cómo realizar esta configuración es algo vital sobre todo si tenemos el objetivo de trabajar como administradores de redes, sin embargo esto no tiene nada que ver con su dificultad y es que de hecho, instalar y configurar un servicio DHCP es bastante fácil.

A continuación os mostraremos cómo se instala un servidor DHCP además de enseñaros a cómo realizar unas pruebas de funcionamiento muy básicas, para que os hagáis una idea, para realizar este tutorial hemos montado un entorno con máquinas virtuales creadas con VirtualBox, esta es una herramienta que os recomiendo sobre todo para probar y testear configuraciones.

instalar y configurar un servidor dhcp en linux

Cómo instalar y configurar un DHCP en Linux

Paso uno: Instalación y configuración del servicio DHCP en el servidor

Primero debemos de instalar el paquete, para ello nos abriremos un terminal como root e introduciremos la siguiente orden:

  • Instalación de paquetes
Aptitude install isc-dhcp-server

Una vez que haya finalizado la instalación, nos iremos al fichero del DHCP donde se definen las interfaces el cal es /etc/default/isc-dhcp-server y lo modificaremos añadiendo lo siguiente:

  • Definición de interfaces
INTERFACES=”nombredelainterfaz”
Sustituye nombredelainterfaz por la interfaz de red que ofrecerá el servicio de DHCP, en nuestro caso sería eth1. Esta no es más que la interfaz en la que estarán “conectadas” las máquinas clientes de la red para acceder a dicho servicio.

Ahora por simples motivos de seguridad, realizaremos una copia del archivo de configuración del DHCP en el caso de que modifiquemos algo que nos produzca algún error y no sepamos cambiar para así tener un backup:

  • Creación de copia de seguridad
cp /etc/dhcp/dhcpd.conf /etc/dhcp/dhcpd.conf.back

Creada la copia de seguridad, abriremos el fichero de configuración con cualquier editor de texto, por comodidad, os recomiendo vi o nano y realizaremos las siguientes operaciones:

Descomentaremos la siguiente línea:

Authoritative;

Ahora nos iremos al final del fichero de configuración y definiremos una subred:

subnet 192.168.10.0 netmask 255.255.255.0

{range 192.168.10.3 192.168.10.253;

option routers 192.168.10.254;

option domain-name-servers 8.8.8.8;

option broadcast-address 192.168.10.255;

default-lease-time 600;

max-lease-time 7200;}

Recuerda que debes indicar la IP y la máscara de tu subred en particular, así que no tienes que copiar lo anterior al pie de la letra, además si entendemos un poco de inglés podemos ver que es todo bastante intuitivo.

Guardaremos los cambios y reiniciaremos el servicio para que los cambios surtan efectos, en el caso de que hayamos realizado algo mal, la terminal nos mostrará un error indicándonos qué línea del fichero está mal configurada cuando intente levantar de nuevo el servicio:

  • Reinicio del servicio
Service isc-dhcp-server restart

Paso dos: Prueba de funcionamiento

Ahora debemos probar el funcionamiento de las concesiones de direcciones, para ello nos iremos al fichero /var/lib/dhcp/dhcpd.leases y aquí podremos ver todas las direcciones IPs que se han concedido y siguen activas por el servidor.

Debería tener un aspecto similar a este:

conseciones de direcciones en dhcp

Paso tres: Funcionamiento de las reservas

El servicio DHCP nos permite realizar reservas de direcciones IPs para determinadas máquinas que deseemos, esto puede ser por ejemplo bastante útil en el caso de que tengamos una impresora en red y por lo tanto, no sea nada recomendable hacer que esta tenga una IP dinámica, para ello nos iremos al fichero de configuración de dhcp en /etc/dhcp/dhcpd.config y añadiremos al final las siguientes líneas:

host Windows {

hardware ethernet 12:53:04:0E:75:3A;

fixed-address 192.168.10.40;

}

Recuerda cambiar las direcciones por las direcciones reales de tu máquina.

Reiniciaremos el servicio para que los cambios se hagan efectivos:

  • Reinicio del servicio
Service isc-dhcp-server restart

Y nos iremos en este caso a la máquina virtual del cliente Windows e intentaremos hacer un ping para ver que evidentemente, tenemos conexión:

ping windows

Vea Tambien

descomprimir Linux

Descomprimir un archivo en Linux de dos formas distintas

Una de las ventajas que nos ofrece Linux es que hay muchas formas de llegar ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *